Podemos decir que la beca es la prenda con más valor simbólico y con mayor carga psicológica para todo tuno, el portarla es un reconocimiento al esfuerzo y al empeño demostrado durante el pardillaje. Es la última prenda que consigue el tuno, después de una ceremonia solemne llamaba ‘bautizo’ que normalmente se produce después de un baño en una fuente pública o algo similar y es otorgada por el padrino que elige el pardillo para que le enseñe todo lo que tiene que saber para llegar a ser un tuno. Se trata de una banda de fieltro que se porta por encima del jubón que cubre el pecho y los hombros, en ella, está bordado el escudo de la universidad o la facultad perteneciente a la tuna.

Hay unos colores ya determinados para cada facultad (Rojo: Derecho, Azul: Ciencias, Verde: Veterinaria, Naranja: Económicas y Empresariales,…) aunque las tunas son libres de elegir el color que quieran en sus becas.